jueves, 1 de diciembre de 2011

Hotel Puerta América, Madrid

Hola, he estado mirando una web de vuelos baratos a Madrid, para una posible escapada, seguramente sí, dado los precios, y he recordado mi estancia en El Hotel Puerta América. Lo visitamos hace ya un tiempo, y he pensado que tal vez hiciésemos una entrada en su momento,  efectivamente, la he revisado y comprobado que pusimos las fotos en pequeño, así que me he decidido a reeditarla con las fotos en grande puesto que las pequeñas no le hacen justicia, conservo el texto inicial pero aviso de que el "review" es de hace unos años, aún así, creo que se puede seguir diciendo que es un hotel visitable, así que allí voy.

El Puerta América es un hotel de diseño ubicado en Madrid, en la que cada planta está diseñada por un arquitecto o diseñador de prestigio. Tambien tiene un restaurante gourmet y zona spa con piscina incluida.
Nuestra experiencia en este hotel no puede haber sido más satisfactoria, tanto por el hotel en si mismo ,como por el trato recibido por todo el personal.
Si bien no es un Hotel céntrico, su ubicación se traduce en realidad en dos o tres paradas de metro de diferencia de las que tendríamos que hacer para ir a ciertos sitios, si fuera un hotel ubicado en el casco histórico. Por lo general, si tuviera que optar por un hotel por el estilo mi selección sería clásica, me gustan la decoración clásica y tradicional. Pues bien, aunque me hacía ilusión estar en este hotel, por hacer algo diferente, ninguna de mis expectativas eran tan buenas como la que he experimentado durante mi estancia. El hotel en si mismo es visitable, es una atracción turística.
Cada planta está diseñada por un arquitecto o diseñador distinto. En recepción, te piden dónde quieres la  habitación según tus preferencias, te indican de un catálogo que plantas están disponibles y que elijas tu habitación. En nuestro caso estuvimos indecisos entre una de Norman Foster y otra de Isozaki. La ubicación de esta última en la décima planta y una bañera de madera estilo japonés inclinó la balanza a este lado. La habitación es en tonos negros y grises y lejos de lo que pueda parecer no era oscura ni nada parecido. El baño era perfecto con zona de ducha y bañera diferenciadas. En recepción nos informan de que si queremos pueden enseñarnos el resto de plantas y una habitación de cada planta de las que estén disponibles. Un Sr llamado Ludovic de Versalles, muy simpático y atento, nos enseñó las habitaciones y plantas que son preciosas, desde luego hay para todos los gustos. La que menos me gustó fue quizá la de Javier Mariscal por el juego de colores.
El personal del hotel es muy amable, simpático y cercano con muchas ganas de ayudar, lo cual siempre es bueno.
Cada habitación tiene prestaciones distintas que no siempre son fáciles de utilizar, queríamos poner la habitación en modo noche. Había una opción que consitía en tapar completamente la ventana y no supimos hacerlo, en seguida subió una persona a explicarnoslo. Las habitaciones están completamente equipadas y hay televisor de plasma.
En la anterior publicación pueden verse alguna de las habitaciones que vimos durante la visita y en este post, algunas fotos de las zonas comunes.
Es un hotel fantástico para una celebración especial o simplemente para darse un capricho. Fantástico.
Para más informacion visitad su web :
















Posted by Picasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada